jueves, 19 de marzo de 2015

GRACIAS PAPÁ

  No hay nada mejor, ni con más sentido , que hoy le pueda decir a mi PADRE.
Gracias por haberme ayudado a ser quien soy.
¡Presumir de padre! Eso es lo que puedo hacer yo cada día. Trabajó duro y mucho para vernos sonreír y ayudarnos sin desfallecer. Y no se lo pusimos nada fácil, la verdad.
Gracias por enseñarnos lo bueno, lo bonito y hacer que lo feo pintara mejor.
     Y sigo paseando con él de la mano como cuando me enseñaba a andar.
Supo mirarnos diciéndolo todo, sin tener que levantar más que la ceja. Rodeado de mujeres que nos aprovechamos de su maestría para poner las baldosas amarillas en nuestro camino .
    Yayito como nadie, que el suelo está muy bajo para su altura y allí te lo puedes encontrar montando un tren o en el banquillo del campo de futbol ,que el niño está jugando y al árbitro ya le ha dado conversación, le conoce de otro día y los riñones con este tiempo y de  pie...
   Gracias por mirarme con un cariño infinito, decirme guapa porque sí y darme mil besos cuando menos te lo esperas y siempre cuando más lo necesitas.

Y GRACIAS por ponerme los pies en el suelo, enseñarme a ser mayor y animarme sin descanso. Gracias por ser mi fan número uno y por estar siempre ahí.
Y presumo de padre porque además es muy guapo y tiene un plantón.
Gracias por tu comprensión y por adaptarte a nuestra locura.
     Soy muy afortunada, tengo cerca a dos padres maravillosos. Padres con mayúsculas. El mío y el de mis hijos. La balanza siempre tira para casa, dejando sus caprichos y necesidades a un lado. 
Preferir jugar con los  niños a cualquier otra cosa del mundo , que nunca duden en "estar" hace que sean especiales . Y con ellos al fin del mundo  voy con los ojos cerrados.  Ellos me hacen mejor persona, mucho mejor y convierten a mi familia en el Pelotón más unido, variopinto y cantarín que existe. Porque aquí se canta más que se  cocina y somos muy de  juntarnos  y muy de comer también.
  GRACIAS  PAPÁ . Por ser ejemplo, guía, humorista y payaso. Porque la vida, a veces, no te lo ha puesto fácil y has remado sin descanso. 

 Porque tu amor es del bueno, bonito y grande como tú. 
GRACIAS  PAPÁ,  GRACIAS YAYITO