lunes, 21 de septiembre de 2015

TENGO PROFE NUEVA

     

     Ha empezado el nuevo curso y todo son novedades.
Alicia empieza tercero de primaria y Javier el último año de infantil. Los “amigos” son los mismos pero...
-¡Mamááááá! Tengo profe nueva-anunció a gritos y muy contenta Alicia.
-Jo, y yo- dijo Javier con cara triste .
-¿qué es lo que pasa, Javier?-preguntó mamá preocupada por todo lo que pasara ese primer día.
-No está Natuca, tiene el brazo malo y no puede venir todavía al cole con nosotros. Y la profe nueva no me gusta, tiene cara de enfadada”.-sentenció el pequeño.
-Pues mi nueva profe es simpática-dijo rápidamente Alicia- aunque ya nos ha dicho que este año es más difícil y tendremos más deberes. Grita un poco, pero, claro, si nos portamos mal…
Javier no tenía nada claro que tener profesora nueva fuera, en ningún caso, algo ni bueno, ni para estar alegre. Hacerse mayor en el cole no le estaba gustando nada.
Él era un niño tímido y conocer a nuevas personas no le resultaba fácil. ¿Cómo iba a contarle cosas a esa nueva profe? Le daba mucha verg­üenza. Con Natuca era mejor. Ya se le había pasado ese miedo, aunque alguna vez, se tenía que esconder. Pero ella lo hacía más divertido.
-Y ¿por qué grita?? ¡A mi no me gustan los gritos!-dijo Javier muy serio.
Bueeenooo-fue a hablar con él mamá.-Ven Alicia , cariño. Vamos a ver si ayudamos un poquito a tu hermano.
-Mamá, es que cuando cambiamos de curso, y somos mayores, cambiamos de profesora, y no pasa nada.-Alicia parecía tenerlo muy claro y muy asumido. Así eran las cosas.
-Ya, cielo, pero aunque a ti te parezca fácil , ya has cambiado de profesora otras veces, pero a Javier, y a otros niños, estos cambios no le gustan y les cuesta llegar a querer a una persona nueva.-Mamá explicó a Javier que ella, tuvo muchos profes diferentes.
Nada de todo aquello le estaba gustando ni un pelo al pequeño de la familia. “No me vais a convencer, no me gusta y punto”-parecía pensar.
Quizás a ella también le da vergüenza-dijo entonces mamá- Es nueva en el cole, estos son sus primeros días, como para vosotros, y no os conoce. Clase nueva, colegio nuevo…Y tú tienes muchos amigos, todos te conocen, pero ella igual todavía no tiene amigos aquí y se siente un poco sola. Tendrá miedo a que le salga mal, a que no la queráis…
¿Y por eso tiene cara seria?- a Javier esto le empezaba a interesar- ¿Echará de menos su otro colegio?
Para nadie es fácil ir a un lugar nuevo. ¿Has pensado si le hacéis mucho caso ó poco?-preguntó mamá
- “Uy, hablamos mucho y algunos nos levantamos de la silla y eso no está bien. Y se ha confundido de nombre y nos hemos reido”- contestó con cara de pillín
-¿Ves? Es que igual se tiene que acostumbrar-le dijo Alicia- ¡Estará asustada! Sois muchos y ella una sola, aunque sea mayor. ¡Es su primera vez con vosotros! Y ¡os movéis mucho!-
Estaba claro que todos se tenían que adaptar, poco a poco, los unos a los otros.
-Y acuérdate de respetar las normas- le dijo Alicia, ejerciendo de hermana mayor.- Si le haces caso y te portas bien estará más contenta. Todos estaremos más contentos.
Voy ha hacerle un dibujo para adornar la clase- Javier había cambiado totalmente el gesto- Igual es que esta clase no tiene muchos colores y por eso no le gusta tanto. Ó no se sabe nuestras canciones, va a ser eso, seguro. ¡No puede cantar con nosotros!
Si tú sonríes y te portas bien en clase, ella seguro, sonreirá.-Mamá parecía muy convencida.
Bueno, aunque esté pocos días, espero que ya no tenga miedo y le empiece a gustar estar aquí. ¡Mañana me voy a portar genial!- Javier cambió la actitud.
Si todos somos nuevos alguna vez y no es tan malo, da vergüenza pero…-Alicia intentaba ver feliz a su hermano.-Ir al cole siempre es divertido, sobre todo, con 5 años.

                                      FIN